domingo, 18 de diciembre de 2016

Primer aeropuerto alimentado por energía solar

Ya funciona el primer aeropuerto impulsado sólo con energía solar. 
La India muestra al mundo el primer aeropuerto verde


Por OVACEN



La India vuelve a sorprender al mundo mostrándonos su primer aeropuerto que opera únicamente con energía solar gracias a miles de paneles solares y la evidencia de una política energética encaminada al sector de las renovables.




El país de la India es considerada en la actualidad como un país emergente y es líder entre los países en desarrollo, aunque su nivel de ingreso per cápita es mediano-bajo. Su proyección hace esperar que en 2050 se convierta en la tercera potencia mundial, detrás de China y Estados Unidos. Actualmente, con 2.623 nuevos megavatios instalados y un total de 25.088 MW. La India ha superado a España como el cuarto país del mundo en potencia eólica instalada, por detrás de China, Estados Unidos y Alemania según el Global Wind Energy Council, y en la temática de la energía fotovoltaica está siguiendo los mismos pasos.

La idea de introducir
las renovables empezó en 2013 y en agosto de 2015 finalizó el proyecto sobre el aeropuerto internacional de Cochin, que es el cuarto aeropuerto más grande de la India en términos de movimiento internacional de pasajeros y el séptimo más grande en términos de movimiento de pasajeros nacionales. Es el primer aeropuerto del mundo que funciona totalmente con energía solar por medio de sus 48.154 paneles solares que producen alrededor de 12 megavatios diarios de energía.

El aeropuerto sólo consume alrededor de 48.000 – 50.000 kilovatios de potencia.

Los encargados ya están pensando en comenzar a vender el excedente de energía, con esto, más el ahorro que representa no tener que pagar la factura eléctrica, se estima que en aproximadamente seis años costearan la inversión inicial que fue de 9,3 Millones de Euros.

No sólo ya tienen un “aeropuerto verde” que directamente no paga la factura de electricidad, sino que representa un hito en el beneficio ante el medio ambiente que evitará la emisión de más de 300.000 toneladas métricas de carbono en los próximos 25 años.

La agudeza de los directivos del aeropuerto les ha llevado a que el agua utilizada para limpiar los paneles solares también se utiliza para regar una nueva zona de cultivo del propio aeropuerto. 
Cultivos como la calabaza de la ceniza, quimbombó, pepino, calabaza de camellón… etc. Se cultivan en el jardín y se venden tanto en el aeropuerto como en los mercados cercanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario